Por la reconstrucción de la IV. Internacional

Apdo. Correos 23036 CP - 08080 - Barcelona

Català Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

Estás aqui : Portada » Temas » Sindical

Catalunya

Triunfo parcial de la movilización en enseñanza, a pesar del papel de los sindicatos mayoritarios

7 de abril de 2017
Escritor(a) : 

El ámbito de la enseñanza destaca en los Presupuestos de la Generalitat de Catalunya (2017) por ser el único que incluye mejoras, aunque insuficientes, y que no han sido ningún regalo del Govern sino fruto de la presión ejercida por los y las docentes los últimos meses. Seguramente podrían haber sido más de no ser por el papel que han vuelto a jugar los sindicatos mayoritarios y por el sí de la CUP-CC a los presupuestos, más de un mes antes de su aprobación definitiva en el Parlament.

Movilización del profesorado y trabajo sindical

La situación política actual, con un gobierno que necesitaba el apoyo de la CUP-CC para aprobar los presupuestos, hacía más factible el inicio de la reversión de los recortes que vienen sufriendo desde hace años los servicios públicos y sus trabajadoras y trabajadores. Pero ni el gobierno estaba dispuesto a hacerlo, ni había suficiente con la llamada «aritmética parlamentaria» tal y como queda reflejado en la ausencia de mejoras en otras áreas tan importantes como sanidad, servicios sociales o vivienda. El elemento clave de las mejoras en enseñanza ha sido la movilización, pero ésta ha venido acompañada de un trabajo sindical y político en el que hemos participado desde Lucha Internacionalista.

En el mes de octubre la CGT propuso al resto de sindicatos hacer asambleas en los centros sobre la posibilidad de ir a la huelga durante el periodo de debate de presupuestos para exigir que fueran incluidas las reivindicaciones de mínimos acordadas. Aquel proceso de debate en los centros y la respuesta positiva de buena parte de los y las docentes que entendían que había que aprovechar el momento político para empezar a revertir los recortes, forzó a los sindicatos más reti- centes a convocar la huelga. Pero USTEC, CCOO, UGT y ASPEPC se negaron a convocarla cuando se debatían las partidas de enseñanza, dejándola para el 9 de febrero, fecha prevista para la votación final de los presupuestos, volviendo a plantear la huelga como expresión de rechazo de un día a lo ya decidido. Reivindicamos la decisión de la CGT de mantener la huelga el 18 de enero coincidiendo con el debate de enmiendas en educación. Lamentamos que los otros sindicatos no aseguraran una convocatoria unitaria que le hubiera dado mucha más fuerza. Con la huelga, la movilización se ponía en el centro del debate sobre presupuestos y tenía perspectivas de continuidad.

Un seguimiento minoritario de la huelga en los centros no impidió una concentración durante el debate de enseñanza que reunió a cerca de un millar de personas y que fue muy combativa, demostrando el potencial que había y acentuando la presión sobre el debate parlamentario. Se contó con el apoyo de secciones de la CGT, organizaciones y colectivos. Lucha Internacionalista dio todo el apoyo a la huelga (difusión, presencia de compañeros/as el 18 de enero...). La huelga removió varios sectores fuera y dentro del Parlament. No se podía dejar todo a las especulaciones y la amenaza de huelga... la oportunidad que la situación política permitía no se podía dejar perder, por las mejoras, pero sobretodo para empezar a recuperar la confianza en la lucha.

Creemos que, en conjunto, sí se incidió en el propio debate de enmiendas de enseñanza. Algunas reivindicaciones menores de la plataforma habían sido incluidas entre la propuesta inicial de presupuestos y la entrada a trámite de diciembre. Pero la mejora más importante arrancada de este proceso, la reincorporación de 3500 docentes en los centros (aproximadamente un 5% de la plantilla total en Catalunya) y la reducción de una hora semanal del horario lectivo, fue anunciada en el marco de las negociaciones con la CUP-CC el 20 de enero, dos días después de la huelga de CGT, aunque el Gobierno de JXS quisiera oficializarlo en el marco de la reunión con los sindicatos mayoritarios.

Trabajo político en la CUP-CC

Como Lucha Internacionalista hemos formado parte activa de este proceso también desde la vertiente política con nuestra participación en la CUP-CC y en coherencia con el trabajo político que en este espacio estamos haciendo. Venimos insistiendo desde hace meses que la CUP-CC debe construir su política partiendo de las luchas y de lo que reivindican, en lugar de partir de las negociaciones con el gobierno a puerta cerrada. Hemos estado proponiendo que la CUP-CC fuera un impulsor de la lucha: con reuniones con los sindicatos de los sectores sociales, con los colectivos afectados, plataformas en defensa de la sanidad pública... yendo los parlamentarios con el apoyo de las territoriales a los hospitales, etc. Y lo mismo en enseñanza.

La CUP-CC apoyó la huelga del 18 de enero (también la del 9 de febrero) e hizo suyas, las reivindicaciones del sector de la enseñanza pública movilizado. Pero había que extenderlo a otros sectores y potenciar la confluencia de las movilizaciones, ante unos presupuestos continuistas y que niegan las necesidades básicas de las y los trabajadores.

Unos sindicatos mayoritarios y un SÍ desmovilizadores

Las mejoras arrancadas a partir de la presión en enseñanza, las perspectivas de continuidad de ésta con la huelga convocada por todos los sindicatos el 9 de febrero y el aplazamiento de la votación de los presupuestos a marzo abrían las puertas a un febrero de incremento de las movilizaciones y de posibilidades de revertir cualitativamente los recortes en los sectores públicos.

Estas perspectivas fueron cortadas en seco. Primero por los sindicatos mayoritarios en enseñanza firmando un acuerdo con el Departament que, sin alcanzar ninguna reivindicación sobre las ya anunciadas, desconvocaba la huelga del 9 de febrero. Además USTEC, CCOO y UGT anunciaban el pre-acuerdo públicamente antes de firmarlo y tres días antes de la votación de la CUP-CC sobre los presupuestos. Con la aceptación del punto 8, dejaban «las mejoras» condicionadas a la aprobación de los presupuestos, dando apoyo implícito a las cuentas, lo que supone un flojo favor a las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza que podían haber conseguido mucho más y, más aún, a los del resto de sectores que no han obtenido ninguna mejora y en los que estos mismos sindicatos no han hecho nada para movilizar.

El otro elemento que corta las perspectivas de mejora es el precipitado sí de la CUP-CC a los presupuestos el 28 de enero. Más allá de defender el NO, a pesar de las mejoras parciales en enseñanza (que se pueden aplicar con presupuestos prorrogados y voluntad de hacerlo), pedimos el aplazamiento de la decisión dado que no se tiene que formalizar en el Parlamento hasta el marzo y las perspectivas de movilización que se podían dar en este periodo. El sí de la CUP-CC a los presupuestos reduce sensiblemente las posibilidades de mejora. No las imposibilita por sí solo, pero sí se hacen imposibles acompañado del actual carácter desmovilizador de las mayorías sindicales.

Por lo tanto, queda mucho trabajo tanto sindical como político por hacer, pero este proceso de inicio de reversión de los recortes en enseñanza fruto de la movilización, permite extraer conclusiones de qué debemos seguir haciendo y de qué debemos intentar cambiar.

Pedro Mercadé y Josep Lluís del Alcázar

Ir a la versión en catalán


Aquí nos encontraras:

Ap. Correos 23036 CP - 08080 de Barcelona; Ap. Correos 206 CP- 17080 de Girona; Ap. Correos 92 CP-28320 de Madrid;

mail:luchaint(arroba)telefonica.net - www.luchainternacionalista.org